Amigos de la Jardinería

Blog de Jardinería

Plagas y enfermedades de las plantas

¿Cómo eliminar el pulgón?

Los pulgones son pequeños insectos que se alimentan de las plantas de nuestro jardín o huerto urbano hasta debilitarlas o causar su muerte, razón por la cual es indispensable eliminarlas. Si quieres saber más sobre este pequeño insecto y descubrir cómo eliminar el pulgón, en Amigos de la Jardinería encontrarás consejos para eliminarlos de forma natural.

¿Qué son los pulgones?

El pulgón es un insecto succionador o chupador que se alimenta a través de la sabia que absorbe de los brotes tiernos, hojas o tallo de las plantas. Estos pequeños insectos milimétricos (de 1 a 3 mm) pueden ser verdes, blancos, amarillos, negros o marrones.

Pese a su reducido tamaño son capaces de debilitar las plantas hasta la muerte, ya que proliferan muy rápidamente y atraen a otros tipos de insectos como las hormigas, que buscan las secreciones de los pulgones y la melaza para alimentarse de ellas. Además, favorecen el desarrollo de diversas enfermedades de las plantas, como los hongos o de la transmisión de ciertos virus.

La aparición de el calor y la sequía son algunos de los factores que más los atrae, además de las malas hierbas y la dejadez del entorno.

¿Cómo eliminar pulgones?

Existen varios métodos para eliminar los pulgones de forma natural, muy útil a la hora de iniciarse en la horticultura o la jardinería ecológica:

  1. Si la afectación de nuestras plantas es escasa podemos retirarlos a mano uno a uno o con la ayuda de unas pinzas, también podemos regar con la manguera la zona afectada ya que la presión del agua acaba con ellos rápidamente. Este consejo sirve únicamente para plantas con una mínima presencia de pulgón.
  2. El aceite de neem se trata sin duda de uno de los mejores insecticidas naturales que existen. Proviene del extracto de los frutos del neem, un árbol endémico de la India, que además no es dañino para los insectos beneficiosos, las mascotas y animales silvestres o los humanos, todo lo contrario, es un producto muy utilizado en la cosmética.
  3. El macerado de ortigas, junto con el aceite de neem, es también uno de los mejores insecticidas. Es totalmente natural y además aporta excelentes nutrientes para tus plantas. Aprende a hacer tu propio insecticida casero.
  4. La infusión de ajo o cebolla es otra forma estupenda de combatir la plaga de pulgones. Para ello necesitaremos llevar a ebullición 1 litro de agua con 5 dientes de ajo machacados o una cebolla picada. A los quince minutos retiramos el agua del fuego y dejamos enfriar la mezcla. Una vez frío, pulverizar en las partes de la planta afectadas. Podemos juntar los os elementos para una acción mas potente.
  5. La cola de caballo es otra infusión que acaba con los pulgones. Para hacerla necesitamos poner 100 gramos de planta por cada litro de agua y dejar macerar durante 24 horas. Hervir, dejar enfriar y diluir en agua en una proporción de 1/5, después procederemos a aplicar en las zonas afectadas.
  6. El ajenjo es una planta de la cual se obtiene la absenta y el vermut aunque también es un excelente repelente de insectos. Recomendamos hacer una infusión con 40 gramos de hojas por cada lito de agua. Después dejamos reposar 24 horas y aplicaremos.
  7. Las nueces de lavado son un jabón elaborado a partir de las cascaras de este fruto. Al juntarlo con agua se obtiene un jabón totalmente ecológico y biodegradable. Lavaremos con este jabón las partes afectadas por el pulgón.
  8. Finalmente recomendamos una última infusión: de manzanilla. Para ello ponemos a hervir 50 gramos de manzanilla en 10 litros de agua y dejaremos enfriar para aplicar directamente.

La prevención del pulgón verde, blanco, rojo, amarillo, negro o marrón:

En Amigos de la Jardinería nos gusta recordar que siempre es mejor prevenir que curar ya que la prevención de los pulgones es mucho más simple que su eliminación. Así pues, debemos seguir estos consejos para evitar la aparición de una plaga de pulgones en nuestras plantas:

  • Proporcionarle a la planta óptimas condiciones de vida, luz y espacio para su crecimiento, así como un buen sustrato.
  • Mantener limpio de malas hierbas el jardín o el huerto, ya que estas pueden ser el escondite perfecto para los pulgones.
  • Regar con frecuencia para evitar un ambiente demasiado seco ya que eso favorece la aparición, eso sí, tampoco nos excedamos con el riego ya que sino lo convertiremos en otro problema.
  • Abonar correctamente a nuestras plantas ya que de esta forma sera menos posible la aparición de cualquier tipo de plaga. Descubre en Amigos de la Jardinería cómo elaborar un abono casero.
  • Planta en tu huerto, jardín o huerto urbano  plantas aromáticas que repelan a los pulgones como romero, albahaca, menta, salvia, cilantro u otras aromáticas.
  • Favorecer la aparición de ciertos tipos de insectos beneficiosos, por ejemplo  de mariquitas, crisopas o  los sífridos, puesto que se alimentan de los pulgones. Podemos hacernos con una caseta de insectos para atraer a insectos beneficiosos para controlar las plagas en nuestro jardín.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jardinero y trabajador forestal aficionado al cultivo ecológico, el cuidado de las plantas en general y todo lo relacionado con la naturaleza.

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación, mostrarte publicidad relacionada con tus intereses y compartir contigo algunas funcionalidades sociales. Si continuas navegando, estás dando tu consentimiento y aceptando la política de cookies de Amigos de la Jardinería. ACEPTAR

Aviso de cookies