Amigos de la Jardinería

Blog de Jardinería

TOP

Plantas que necesitan poca luz

Elegir una planta en función de la zona donde vamos a ublicarla es una excelente opción para asegurar su correcto desarrollo. Por esa razón, si vives en una casa con poca luz o, simplemente quieres decorar una habitación que carece de muchas horas de sol, en Amigos de la Jardinería te proponemos una lista de 5 plantas que necesitan poca luz.

Recuerda que estas plantas, como todo ser vivo, requieren unos cuidados básicos, aunque para esta ocasión hemos elegido plantas que no solo requieran poca luz, sino que también serán de fácil mantenimiento.

Descubre también nuestra lista de plantas que purifican el aire.

1. Hiedra

La hiedra es una de las mejores plantas para un jardín con sombra. Es habitual verla en el exterior, no obstante su uso en interiores es muy interesante, ya sea colgada en una maceta colgante, en macetas altas o en estructuras para crear bonitas formas.

Además de necesitar poca luz, la hiedra requiere humedad, por lo que será recomendable pulverizar las hojas cada 3 o 4 días y regarla. Mientras, en invierno, reduciremos el riego a una vez por semana (al igual que el pulverizado). Una o dos veces al año la podemos podar para aumentar su frondosidad. En primavera requerirá un poco de abono orgánico, el cual podemos administrar cada 20 días.

2. Aspidistra

La Aspidistra elatior es una planta de interior o exterior que requiere muy pocos cuidados, podemos colocarla en un lugar soleado aunque se desarrolla muy bien aún teniendo poca luz. La aspidistra es originaria de Asia y es una plantamuy resistente. Si queremos poner una planta en nuestra vida pero por falta de tiempo no logramos poder cuidarla bien, esta es una muy buena opción.

Tan solo debemos colocarla en un lugar de la casa o el jardín, teniendo presente que no tolera heladas ni los rayos de sol directos y prolongados. Debemos regarla una vez por semana disminuyendo el riego en invierno. También abonarla una vez en primavera o verano y el único cuidado extra que tendríamos que darle es el de pasar un trapo húmedo por las hojas de la aspidistra de vez en cuando, ya que tienden a acumular mucho polvo.

3. Sansevieria

Conocida como espada de san Jorge o lengua de suegra, es una de las plantas más resistentes que existen. Aguantan y prosperan teniendo muy poca luz y sin apenas ningún cuidado. La Sansevieria trifascita es originaria del continente Africano. Por su curioso aspecto la podemos ver decorando muchas casas, todo ello sin apenas regarla, ya que resiste mucho tiempo sin agua, adaptándose a lugares que carecen de luz natural.

Es sin duda una de las plantas de interior que requieren poca luz más convenientes. En verano podemos regarla cada quince días, peo en invierno podemos esperar hasta más de un mes. La espada de san Jorge es una planta típica de interior, aunque también puede vivir en el exterior aguantando temperaturas de 40ºC hasta -5ºC,

4. Yuca pie de elefante

La yuca pie de elefante es de origen centroamericano. Destaca por su resistencia al abandonamiento y, aunque no tolera demasiado bien el frío, es capaz de resistir al aire libre donde puede llegar a medir hasta los 10 metros de altura. Como planta de interior, la yuca pie de elefante puede alcanzar hasta los 4 metros de altura y todo ello sin apenas cuidados.

La causa más habitual de la muerte de la yuca pie de elefante es el exceso de riego. Para su buen desarrollo recomendamos situar la yuca cerca de una ventana, ya que, aunque la habitación o la estancia no requieran la luz del sol directa, sí necesitará unas pocas horas de luz. Podemos detectar este problema ante la presencia de hojas amarillas. Prestaremos atención también al riego, que deberá ser semanal en verano y cada 15 o 20 días en invierno.

5. Fittonia

La fittonia es una planta de interior que no requiere demasiada iluminación, aunque puede desarrollarse perfectamente en una habitación muy iluminada, pero nunca expuesta a los rayos directos del sol ya que sus fantásticas hojas se dañarían. Le gustan los ambientes muy húmedos y por esa razón tendremos que pulverizarla cada casi cada día en verano y 2 o 3 veces a la semana en invierno.

El riego en invierno será semanal, vigilando siempre que la tierra tenga un buen drenaje para evitar encharcamientos. En verano tendremos que hacerlo tres veces por semana. También deberemos fertilizarla cada 15 días. aproximadamente.

¡Ahora ya conoces algunas plantas que necesitan poca luz! Descubre también en Amigos de la Jardinería 10 plantas de interior con flor.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación, mostrarte publicidad relacionada con tus intereses y compartir contigo algunas funcionalidades sociales. Si continuas navegando, estás dando tu consentimiento y aceptando la política de cookies de Amigos de la Jardinería. ACEPTAR

Aviso de cookies