Amigos de la Jardinería

Blog de Jardinería

Curiosidades

Tipos de plantas suculentas

Existen muchos tipos de plantas suculentas. También son conocidas como crasas o carnosas. Existe una gran variedad de especies, perfectas para cultivar en el jardín o en interiores. Son adaptables y fáciles de cuidar, perfectas para principiantes.

Descubre en Amigos de la Jardinería los tipos de plantas suculentas que existen, algunas especies, sus cuidados y mucho más. ¡Adéntrate en el mundo de las crasas o carnosas! Te mostraremos además sus nombres con imágenes.

¿Qué son las plantas suculentas?

Las plantas suculentas, crasas o carnosas destacan por ser especialmente numerosas. Actualmente existen más de 8000 especies reconocidas.

Su característica principal es que almacenan más agua, principalmente en el tallo, las hojas o las raíces, a diferencia del resto de plantas. Eso provoca que sus tejidos se engrosen, es decir, aumenten su tamaño. Esta característica hace que tengan una mejor adaptación a lugares en los que otros tipos de plantas no resistirían.

Al margen de ser más resistentes a la escasez de agua, tienen la piel más dura y su floración es más corta. Además de tener estas capacidades, las plantas suculentas destacan por su inmensa variedad de formas, colores y por unos cuidados muy sencillos, de los que hablaremos al final del artículo.

1. Aizoáceas

El primero de los tipos de plantas suculentas que vamos a mostrarte son las aizoáceas. Se adaptan estupendamente en zonas desérticas y casi todas sus especies carecen de hojas o su tamaño es pequeño, al igual que sus pétalos.

Esta es una adaptación precisa para evitar un exceso de transpiración. Esta familia habita en zonas desérticas de Australia y Sudáfrica y comprende unas 2.000 especies.

2. Agaváceas

Se trata de una de las familias más conocidas de las plantas crasas o suculentas y las encontramos principalmente en las zonas áridas de México y en el continente americano. Existen alrededor de 300 especies.

Este tipo de planta crasa destaca por el gran tamaño de sus hojas puntiagudas en la gran mayoría de casos, además, suelen ser de color verde y de textura fibrosa.

Podemos encontrar agaváceas, que son arbustos como las yucas, aunque la más popular es el agave, del cual se elabora el mezcal y el tequila.

3. Apocináceas

Este es uno de los tipos de plantas suculentas que se encuentra en todo el planeta tierra y proviene de zonas tropicales. Esta familia de crasas tiene alrededor de 500 especies. Podemos encontrarlas en forma de arbustos, plantas herbáceas y lianas.

Las apocináceas contienen una sabia lechosa y en algunos casos es extremadamente tóxica. Un ejemplo es la adelfa, muy usada en jardinería, o las apocináceas, que son muy usadas para extraer ciertos tipos de alcaloides.

4. Asfodeláceas

La subfamilia Asphodeloideae proviene del sur del continente africano y de la isla de Madagascar. Existen unas 500 especies y entre ellas destaca la familia de los Aloe. Algunas plantas, como el aloe vera, son muy utilizadas por sus propiedades, los remedios medicinales y en cosmética. Es un tipo de planta crasa al que suelen gustarle los climas áridos.

5. Cactáceas

Conocidos popularmente como «cactus». Es uno de los tipos de plantas suculentas más numeroso. Destacan por tener espinas que protegen las partes blandas de depredadores y reducen la transpiración. El tallo de los cactus puede tener tres tipos forma:

AplanadosCilíndricosRedondeados

La mayor parte de los cactus habitan en zonas áridas o con poca humedad. Son muy resistentes. Pese a estar rodeados de espinas y crecer en entornos hostiles para la vida, la gran mayoría luce una preciosa y espectacular floración, además de ser perfectos en ámbitos de jardinería decorativa.

Los cactus también se usa como alimento, cosmética y medicina. Algunas especies de plantas, concretamente 73, se encuentran en grave peligro de extinción por la destrucción del hábitat, la recolección en exceso y los depredadores. Existen unas 1.300 especies de cactus distintos.

6. Crasuláceas

Cuenta con 1300 especies, casi todas herbáceas o arbustos. Se extienden por todas las partes del mundo, especialmente en zonas secas. Es uno de los tipos de plantas suculentas más fáciles de cultivar y sus distintos tipos de hojas son de lo más curioso. También destacan por la facilidad de reproducción mediante esquejes.

7. Euforbiáceas

Otra de las grandes familias de plantas suculentas que podemos encontrar son las euforbiaceas y existen de muchos tipos: plantas herbáceas, arbustos o árboles. Al igual que las apocináceas, sus tejidos están repletos de látex, altamente tóxico. Existen muchos tipos de euforbiáceas, de las cuales unas 1.000 son suculentas.

8. Didieráceas

La familia de las didieráceas es una pequeña familia proveniente de Madagascar. En esta pequeña familia de plantas carnosas se conocen 11 especies. Se caracterizan por tener el tallo repleto de espinas resguardando así sus hojas con ellos.

9. Portucaláceas

Existen alrededor de 500 especies descritas de esta familia. Están distribuidas por África, Oceanía, Sur América e incluso se han encontrado especies en el ártico. Este tipo de suculentas presentan forma de planta herbácea o semi-arbustiva.

El cuidado de plantas suculentas

Las plantas crasas, destacan por su capacidad de retención de agua y resistencia, por lo tanto, son relativamente fáciles de cuidar aunque no significa que no debamos proporcionarles atención de vez en cuando. Se trata de plantas muy indicadas si nos queremos iniciar en el mundo la jardinería pues nos permiten tener «pequeños descuidos».

El cuidado más importante para nuestra planta suculenta o crasa es el riego: deberemos regar nuestra planta cuando el sustrato se encuentre seco, ya que el exceso de humedad puede pudrir las raíces o el tallo de nuestra suculenta.

Como ocurre con la mayoría de carnosas, estas plantas crecen en lugares cálidos y no toleraran las heladas, aunque existen excepciones. Recuerda poner tu planta en una zona con mucho sol o un lugar de semisombra y si utilizamos macetas para cultivar nuestra crasa deberemos usar una de barro, ya que retiene menos humedad.

También elegiremos un tipo de suelo arenoso o pedregoso, absteniéndonos de usar substratos demasiado arcillosos o con mucha materia orgánica.

Usos y beneficios de las plantas suculentas

La gran mayoría de los usos de las plantas suculentas son con fines decorativos, médicos y de la industria cosmética. Otros, como el agave, se utilizan para elaborar bebidas como el tequila, el mezcal o el pulque. También nos proporcionan deliciosos frutos como los higos chumbos y las pitayas, entre otros.

Otra de las propiedades que tienen algunas de estas plantas crasas son las psicoactivas, el peyote por ejemplo, es utilizado en ceremonias religiosas de los aborígenes y en medicina tradicional. El cultivo de plantas crasas también se ha utilizado para aprovechar sus fibras, o en el caso de algunos cactus, se han utilizado como barrera natural para impedir el paso.

Descubre también 10 plantas que necesitan poca agua.

¡Vota este post!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación, mostrarte publicidad relacionada con tus intereses y compartir contigo algunas funcionalidades sociales. Si continuas navegando, estás dando tu consentimiento y aceptando la política de cookies de Amigos de la Jardinería. ACEPTAR

Aviso de cookies