Amigos de la Jardinería

Blog de Jardinería

Remedios caseros con plantas

¿Cómo eliminar malas hierbas?

La aparición de malas hierbas es un problema muy común en jardines y huertos. Al margen de causar un efecto de abandono, también pueden ocasionar problemas a nuestras plantas. En Amigos de la Jardinería te vamos a orientar para que sepas cómo eliminar malas hierbas de forma ecológica para que tu jardín siempre luzca espectacular.

Las malas hierbas, son unas compañeras dañinas para nuestras plantas, ya que se aprovechan de sus nutrientes y el agua, algo puede causarles problemas. En exceso, las malas hierbas favorecen la aparición de  plagas y hongos. Por ese motivo tenemos que dedicar especial atención a quitar las malas hierbas siempre de una forma respetuosa con el medio ambiente. Descubre a continuación cómo eliminar malas hierbas:

¡No te pierdas nuestro artículo sobre cómo hacer insecticida casero!

1. A mano

Aunque es un proceso laborioso y que nos llevará algo más de tiempo, quitar las malas hierbas de raíz es una forma estupenda de evitar su reaparición. Puedes hacerlo directamente con tus guantes, pero también puedes utilizar una azada o un magallón, siempre vigilando no dañar ninguna de tus otras plantas. Es una opción bastante ardua y si tu huerto o jardín tiene un tamaño considerable, será bastante cansado seguir este proceso. No olvides que si decides eliminar las malas hierbas de forma natural a mano, tendrás que intentar sacarlas de raíz, ya que si dejamos parte de esta, al poco tiempo brotará de nuevo.

2. Mulching

El mulching o acolchado es una técnica muy usada en la jardinería y se trata de cubrir el suelo con materia vegetal. El mulching ayuda a que las malas hierbas no crezcan, ya que no les llega la luz solar, pero a parte de ser un buen remedio para eliminar las malas hierbas de forma natural, también nos ayudará a retener la humedad de nuestro suelo, por lo que ahorraremos agua. Por otro lado también evitaremos la erosión y aportará nutrientes a nuestro suelo además de proteger las raíces de los cambios de temperatura.

El acolchado puede ser de materiales diversos como corteza, astillas, paja, heno, césped, restos de poda triturados u hojas. Deberemos poner en el suelo una capa de unos 7 o 10 centímetros para una buena efectividad. En el caso de poner corteza o astillas de tronco, deberán haber sido trituradas al menos un año y medio atrás. También se puede hacer acolchado con papel de periódico.

3. Agua hirviendo

Otra forma de eliminar malas hierbas de forma natural será regar con agua hirviendo las zonas afectadas o rociarlas con vapor de agua. Esta forma de eliminar las malas hierbas es muy simple y sencilla de llevar a cabo, pero debemos tener mucho cuidado de no dañar plantas que no queramos eliminar, por lo tanto evitaremos rociar malas hierbas muy cercanas a arboles o plantas.

4. Malla biodegradable

Este método es bastante parecido al mulching pero en lugar de utilizar materiales sobrantes de la naturaleza o de los restos de nuestro jardín, se empleará una malla biodegradable de fibras y plásticos. Existen varios tipos en el mercado pero nosotros os recomendamos elegir una biodegradable. La técnica para combatir las malas hierbas es la misma que la anteriormente comentada: evita su crecimiento ya que las priva de luz solar.

¡Ahora ya sabes cómo eliminar malas hierbas! ¡Descubre también en Amigos de la Jardinería cómo hacer abono orgánico de forma fácil en casa!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación, mostrarte publicidad relacionada con tus intereses y compartir contigo algunas funcionalidades sociales. Si continuas navegando, estás dando tu consentimiento y aceptando la política de cookies de Amigos de la Jardinería. ACEPTAR

Aviso de cookies