Amigos de la Jardinería

Blog de Jardinería

Cuidados de las plantas

¿Cómo podar geranios?

La poda de los geranios es un proceso esencial para mantener nuestras plantas sanas, vigorosas y fuertes. Además, garantizará una buena floración y nos ayudará a controlar el tamaño la planta y su espesor. Eso sí, debe hacerse siguiendo ciertos pasos para evitar que sea un proceso nocivo para las plantas. ¿Cómo podar geranios? ¿Cuál es la mejor época para hacerlo? ¿Y cómo sacar esquejes para tener nuevas plantas de geranios? Te lo explicamos todo en Amigos de la Jardinería.

¿Cuándo podar geranios?

La planta del geranio es especialmente resistente, por ello, podemos podarla durante prácticamente todo el año. No obstante, independientemente de si quieres saber cómo podar geranios en maceta o en exterior, aconsejamos evitar los meses de calor intenso o cuando se producen heladas, ya que en tales condiciones nuestra planta podría dañarse en exceso y, en lugar de beneficiosa, la poda resultaría muy desfavorable.

La primavera es una de las mejores épocas para hacerlo, ya que estimulará el crecimiento de la planta y nos ayudará a conseguir una floración estupenda durante los meses de verano. Así mismo, el otoño es otro momento propicio, especialmente cuando nos planteamos hacer una poda de limpieza o cuando nuestra planta está especialmente dañanda, ya que permitirá que se recupere durante su momento de inactividad, que es en invierno.

En cualquier caso, la poda es un proceso que debe realizarse de foma anual, sino bienal, ya que ayuda a mantener la buena salud de la planta. Mediante este procedimiento garantizaremos unos tallos fuertes y abundantes, así como una floración exhuberante y vigorosa. Pero para realizarla correctamente, se deben seguir ciertos pasos que mencionaremos en el siguiente apartado.

Podar geranios paso a paso

Antes de empezar valoraremos el estado de salud de la planta, pues no es aconsejable podar en demasía plantas muy dañadas o enfermas. Si sospechamos que padece alguna de las enfermedades de las plantas o una infestación grave por parásitos la trataremos previamente. Recordemos que la poda causa heridas y, en plantas muy debilitadas, ello puede suponer la muerte del geranio.

¿Qué utilizaremos para podar geranios? De entre todas nuestras herramientas de jardinería debemos elegir una tijera pequeña que esté en buen estado, evitando aquellas oxidadas o mal afiladas. Además, antes de empezar, la lavaremos en alcohol etílico. Este proceso deberíamos hacerlo siempre que vayamos a trabajar una planta distinta.

Sigue este paso para aprender cómo podar geranios correctamente:

  1. Empieza cortando las hojas secas, marchitas o en mal estado. Fíjate también en el envés de las mismas, una zona que en ocasiones pasa inadvertida y que puede indicarnos su mal estado.
  2. Corta los tallos enfermos, secos o que crezcan hacia abajo. Están quitando vitalidad a la planta que necesita para desarrollarse bien.
  3. Elimina las flores, estén o no marchitas.
  4. Corta los tallos excesivamente largos, delgados o débiles de los laterales de la planta, desde la base.
  5. En cuanto a los tallos centrales, especialmente si producen pocas flores u hojas, los mantendremos, aunque no los cortaremos desde la base sino que respetaremos un mínimo de dos o res nudos.

Como ya hemos señalado, la poda es un proceso que causa heridas a la planta. Ello puede favorecer la entrada de agua o la aparición de enfermedades. Para evitarlo, realizaremos un corte en bisel:

¿Cómo hacer esquejes de geranios?

Ahora ya sabes cómo podar geranios, sin embargo, ¿sabías que puedes aprovechar los tallos sobrantes para dar vida a una nueva planta? Así es, podemos utilizar tallos sanos y multiplicar la planta fácilmente.

Para empezar, debemos limpiarla y retirar las hojas cercanas a la base, aunque dejaremos las superiores. Además, valoraremos el corte realizado previamente durante la poda. Lo ideal es que esté ligeramente por debajo de un nudo vegetativo. Ahora, podemos colocar los esquejes en agua o, directamente, en el suelo.

Esquejes de geranios en agua

Los esquejes suelen desarrollarse muy fácilmente en agua. Bastará con utilizar un pequeño vaso y añadir entre uno y dos centímetros de agua. Podemos añadir hormonas de enraizamiento para garantizar su desarrollo. Colocaremos el esqueje en agua y lo mantendremos en un lugar oscuro. En una o dos semanas observaremos las primeras raíces. No obstante, este método tiene un inconveniente, y es que las raíces serán más sensibles y débiles que si se hubieran desarrollado en el sustrato.

¿Cuándo plantar esquejes de geranios?

También podemos plantar los esquejes directamente en el suelo. Bastará con añadir un sustrato de calidad a una maceta pequeña. Realizaremos un agujero pequeño con la ayuda de un bastón o un dedo y, directamente, colocaremos el esqueje. Una vez más puede ser interesante colocar hormonas de enraizamiento en la base del tallo para favorecer el desarrollo de las raíces. En el sustrato, serán más fuertes y resistentes.

Podemos incorporar además una capa fina de abono casero para geranios, de esta forma la tierra estará bien nutrida. Regaremos al finalizar el trasplante y de forma regular. En una o dos semanas la planta debería tener ya las primeras raíces desarolladas.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación, mostrarte publicidad relacionada con tus intereses y compartir contigo algunas funcionalidades sociales. Si continuas navegando, estás dando tu consentimiento y aceptando la política de cookies de Amigos de la Jardinería. ACEPTAR

Aviso de cookies