Buganvilla es el nombre que utilizamos para designar a todas aquellas plantas con flor del género Bougainvillea. Destaca por ser una de las plantas con flor más apreciadas para el jardín. El increíble color fucsia de la buganvilla y su resistencia hacen de ella una de las elegidas a la hora de comprar plantas ornamentales para terrazas y jardines.

En esta ficha de planta de Amigos de la Jardinería te explicaremos todo lo que necesitas saber acerca de la buganvilla o bougainvillea, incluyendo los cuidados, sus colores, la poda o cómo hacer que se convierta en una trepadora.

Taxonomía de la buganvilla

La buganvilla es un género de plantas que incluye 17 especies e inumerables híbridos y variedades. Esta es la clasificación taxonómica de la buganvilla:

  • Reino: Plantae
  • División: Magnoliophyta
  • Clase: Magnoliopsida
  • Orden: Caryophyllales
  • Familia: Nyctaginaceae
  • Tribu: Bougainvilleeae
  • Género: Bougainvillea

Las especies de buganvilla Bougainvillea spectabilis y Bougainvillea glabra son probablemente las más conocidas y cultivadas alrededor del mundo, gracias principalmente a su adaptabilidad.

Hábitat y distribución de la buganvilla

La buganvilla es un arbusto trepador originario de los bosques tropicales y subtropicales de América del Sur. En su hábitat natural, la buganvilla se desarrolla como un arbusto de hoja perenne, sin embargo, en climas ligeramente mas fríos, se torna caducifolia y tiene la capacidad de alcanzar los 8 metros de altura.

En los bosques tropicales y subtropicales prospera rodeada de una amplia diversidad de flora, característica de estas regiones, como el hibiscus y la bromelia. Se integra fácilmente con otras especies y se beneficia de la biodiversidad del ecosistema, sin competir agresivamente por los recursos, coexistiendo armónicamente con otras especies.

Características de la buganvilla

Hablamos de un arbusto trepador que, como hemos mencionado, es de hoja perenne, aunque en climas fríos puede volverse de hoja caduca. Sus hojas, de forma simple y ovalada, puden variar de tamaño según la especie. Para su hábito trepador utiliza zarcillos fuertes y flexibles, recubiertos por espinas, convirtiéndose así en una barrera natural para cubrir todo tipo de superficies verticales, convirtiéndose en una planta tapizante para paredes, muros y terraplenes.

Las verdaderas flores de la buganvilla son pequeñas y blancas, mientras que las brácteas son de colores muy llamativas y su función es proteger a la flor. Podemos encontrarlas de colores como fucsia, rojo, naranja o blanco, y proporcionan el atractivo ornamental distintivo.

Los colores de la buganvilla

La buganvilla de color fúcsia es probablemente la más popular, sin embargo, no existe un único color de buganvilla, sino que hay muchas otras opciones a considerar. Así, la flor de la buganvilla puede ser de color fúcsia, rojo, naranja, amarillo, morado y blanco, pero también puede presentar combinaciones de estos colores. Veamos algunos híbridos populares:

Cuidados de la buganvilla

Tenemos un artículo especifico detallando cómo cuidar la buganvilla, sin embargo, vamos a proporcionarte una lista de cuidados imprescindibles que debes tener en cuenta sobre esta planta trepadora:

  • Ubicación: busca un lugar que le ofrezca un soporte, como una valla o un muro y asegúrate de que recibe al menos 6 horas de luz solar diaria. Evita las zonas de sombra, ya que esto puede afectar negativamente a su capacidad para florecer.
  • Sustrato: prospera en un suelo bien drenado y ligeramente ácido, con un pH entre 6.0 y 6.5. Puedes enriquecerlo con compost al plantar o trasplantar para asegurar una buena absorción de nutrientes.
  • Riego: debe ajustarse según la temporada. Durante la primavera y el verano, riega regularmente, de una a tres veces por semana. En otoño e invierno, reduce la frecuencia a una vez por semana o cada quince días.
  • Poda: realiza la poda anual entre invierno y primavera, antes del crecimiento activo de la planta. Elimina ramas muertas o dañadas.
  • Abonado y Fertilizante: es clave para la floración de la buganvilla. Abona o fertiliza durante la primavera y el verano, cada 4 a 6 semanas.

Cuidados de la buganvilla en maceta

Si queremos decorar una terraza con buganvillas deberemos cultivarlas en maceta. Aunque ya hemos mencionado los cuidados generales, deberemos tener en cuenta algunos detalles específicos para un crecimiento óptimo.

Será imprescindible seleccionar una maceta que garantice un buen drenaje, para evitar el encharcamiento, que puede dañar gravemente las raíces. Utilizaremos un sustrato equilibrado y se deberá enriquecer con cada trasplante, que deberá realizarse cada 2 o 3 años como mínimo. Nos aseguraremos que la planta dispone de suficiente espacio para ir desarrollándose.

En macetas las buganvillas pueden secarse más rápidamente, por lo que iremos revisando y adaptando la frecuencia de riego a lo largo del año. Así mismo, también deberemos tener en cuenta la poda para dar forma y estimular el buen crecimiento. Podemos utilizar un tutor o un enrejado para guiar su crecimiento.

Cuidados de la buganvilla en invierno

Aunque la buganvilla es una planta que no requiere cuidados intensivos, el invierno puede convertirse en un factor crítico, ya que la buganvilla es sensible a condiciones extremas de frío. Por debajo de 5ºC, la buganvilla pierde sus hojas y la exposición prolongada a temperaturas más bajas puede resultar letal. No obstante existen especies como la Bouganvillea spectabilis o la Bouganvillea galbra que son capaces de resistir -3 y -7ºC respectivamente.

En áreas sin riesgo de heladas, la buganvilla prospera sin problemas, salvo por la caída temporal de hojas que renacen en primavera.

En regiones propensas a heladas, si tenemos la buganvilla en maceta, se recomienda resguardar la buganvilla en espacios cubiertos durante los días más fríos del invierno. Es crucial recordar que las plantas no se llevan bien con la calefacción excesiva, por lo que se debe colocar en habitaciones frescas y sin calefacción. Además, reducir el riego durante esta etapa, ya que la planta entra en un período de reposo, contribuirá a mantener su vitalidad.

¿Cómo guiar una buganvilla?

Para lograr que la buganvilla trepe por paredes, muros o pérgolas, debemos ofrecer un soporte firme. Utiliza alambres o alcayatas y revísalos con regularidad para evitar daños en los tallos. Puedes decidir el estilo de crecimiento. Para una apariencia vertical, guía las ramas hacia arriba y asegúralas al soporte. Para un «porte llorón», poda ramas largas y retira las secas para lograr una cascada de color. Mientras guías las ramas, sé delicado para no dañar la planta. Asegura las ramas con suavidad y evita torsiones bruscas.

Reproducción de la buganvilla

Podemos multiplicar una buganvilla mediante esquejes, seguiremos este paso a paso:

  1. Selección de esquejes: deben ser saludables y medir al menos unos 15-20 cm de longitud. Puedes optar por esquejes de madera joven para una propagación más rápida o elegir madera más dura.
  2. Preparación del esqueje: Retira las hojas inferiores, dejando solo unas pocas en la parte superior. Si los esquejes son de madera más dura, puedes raspar ligeramente la base para exponer más tejido y facilitar el enraizamiento.
  3. Enraizamiento: sumerge la base del esqueje en un enraizador si tienes. Plántalo en una mezcla ligera de tierra y perlita, asegurándote de que al menos un tercio del esqueje esté enterrado.
  4. Cuidados de los esquejes: sitúalos en un lugar cálido y luminoso, pero evita la luz solar directa. Mantén la tierra húmeda pero no empapada. Después de unas semanas, deberías observar el desarrollo de raíces.
  5. Trasplante: una vez que los esquejes han desarrollado raíces lo suficientemente fuertes, puedes trasplantarlos a macetas individuales o directamente al suelo.

Ideas para decorar con buganvilla

La buganvilla es una planta muy versátil que puede transformar un espacio de diversas maneras. Podemos utilizarla para cubrir pérgolas, verjas o enrejados, creando túneles florales o paredes verdes. También es ideal para jardines verticales en balcones.

Podemos utilizarla para definir bordes de jardín, adornar ventanas, paredes exteriores o crear un jardín de estilo mediterráneo. Además, la buganvilla es perfecta para decoraciones en bodas, centros de mesa y combina maravillosamente con plantas de hojas verdes.

¿Tienes alguna pregunta sobre la Buganvilla o quieres compartir tus éxitos en el cuidado de esta planta? ¡Déjanos tus comentarios y únete a nuestra comunidad! Síguenos en Instagram, TikTok y Pinterest para mantenerte inspirado.