Amigos de la Jardinería

Blog de Jardinería

Cultivar plantas

¿Cómo hacer esquejes?

La reproducción por esquejes es una forma sencilla de multiplicar diversas especies de plantas. Para llevarla a cabo no necesitaremos semillas, sino únicamente un ejemplar sano y vigoroso.

En Amigos de la Jardinería te explicaremos cómo hacer esquejes de forma sencilla, qué plantas podemos reproducir con este método o cuál es la época más propicia para llevar a cabo la multiplicación por esquejes.

¡Descubre también cómo hacer esquejes de romero!

¿Qué son los esquejes?

Denominamos esquejes a los fragmentos de plantas previamente seleccionados con finalidades reproductivas. Es una forma rápida y sencilla de multiplicar plantas vivaces y es aplicable a a mayoría de estas. Además, hacer esquejes también nos ayuda a recuperar el esplendor de plantas viejas que hayan perdido  su vigor y su capacidad floral.

¿Cuándo llevar a cabo la reproducción por esquejes?

La época adecuada para realizar la división debe ser a finales de otoño, antes del reposo vegetativo de las plantas. También podemos hacerla a finales de invierno o a principios de primavera, pero es más recomendable hacerlo en otoño ya que así la planta tiene tiempo de estabilizarse y coger fuerzas para que, cuando acabe el invierno, pueda empezar a crecer a pleno rendimiento.

Plantas que se reproducen por esquejes

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta es utilizar plantas sanas y vigorosas para realizar este tipo de reproducción. De lo contrario podemos causar daños a una planta ya enferma, debilitando la misma y haciendo que la nueva planta crezca enferma y tenga pocas opciones de tirar hacia delante. Antes de realizar la división de mata debemos asegurarnos e informarnos si nuestra planta acepta este método de reproducción.

Ejemplos de esquejes

A continuación os dejamos unos cuantos de los muchos ejemplares que se pueden reproducir por división de mata:

Agapanto Aster Aspidistra Alysum
Bulbine Campanula Cinta Dietes
Helechos Fitonia Espatifillo Dimorphoteca
HortensiasLavandaNépetaPapiro
Saponaria ValerianaVincaViola

¿Tienes un rosal? ¡Entonces descubre cómo plantar esquejes de rosal!

¿Cómo hacer esquejes? – 3 tipos

Existen tres formas de reproducir una planta por esquejes: a partir del tallo, de las hojas o de la raíz:

1. Reproducción por tallos

La reproducción por tallos es, probablemente, la más común a la hora de hacer esquejes de plantas. Seguiremos este paso a paso para obtener buenos resultados:

  1. Prepararemos una (o varias) macetas pequeñas con sustrato orgánico de buena calidad. Humedeceremos ligeramente la tierra y prepararemos un agujero de unos 3 centímetros de profundidad.
  2. Buscaremos un tallo vigoroso y fuerte de la planta madre, y realizaremos un corte en bisel para obtener un tallo que cuente con un mínimo de 3 o 5 nudos vegetativos.
  3. Limpiaremos el tallo, dejando dos o tres hojas en la parte superior, y retiraremos las que estén en los últimos nudos vegetativos. Esta parte de la planta es la que enterraremos.
  4. Podemos utilizar hormona de enraizamiento para potenciar el crecimiento y enterraremos un tercio del tallo. Después cubriremos y regaremos, sin encharcar.

2. Reproducción por hojas

Este método es poco conocido y no suele tener éxito en la mayoría de especies, sin embargo, sí suele funcionar en plantas suculentas. Básicamente debemos cortar diversas hojas, con el peciolo, y fijarlas bien en una maceta. También podremos utilizar hormonas e enraizamiento.

3. Reproducción de plantas por raíz

La división de matas o por raíz debe hacerse siempre con la tierra ligeramente húmeda. Sigue este paso a paso:

  1. El primer paso consistirá en desenterrar la planta con cuidado, evitando dañar las raíces. Por el contrario, si nuestra planta se encuentra en una maceta la sacaremos de ella para seguir con el proceso, una forma mucho más sencila.
  2. En el segundo paso deberemos dividir en dos o más partes la planta, de forma vertical, incluyendo la parte aérea de la planta con sus correspondientes raíces. Es decir, dividiremos la planta en las partes deseadas, pero cada una de esas partes deberá disponer de ramas y raíces. La herramienta que usemos variará según el tamaño de la planta seleccionada. Una planta pequeña la podemos dividir con unas tijeras de mano o una azuela en cambio una planta de mayor envergadura necesitaremos una azada o lo mas recomendable dos horcas en sentido contrario una de otra. 
  3. En tercer paso buscaremos un lugar para trasplantar nuestra nueva planta o plantas. Esta acción debe hacerse lo mas rápido posible, ya que las raíces no toleran estar al aire libre. Además, también puedes enterrar los trozos que hayan caído al hacer la división de la mata ya que pueden crecer. Podemos favorecer este proceso aplicando hormonas de enraizamiento al trasplantar, pero no siempre es necesario.
  4. El cuarto y último paso será regar nuestra nueva planta y esperar a que crezca.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación, mostrarte publicidad relacionada con tus intereses y compartir contigo algunas funcionalidades sociales. Si continuas navegando, estás dando tu consentimiento y aceptando la política de cookies de Amigos de la Jardinería. ACEPTAR

Aviso de cookies